La Alquimia Sexual del Fuego y el Agua
Cuando Agua y Fuego hacen el Amor dentro de ti, entonces acontece el éxtasis
Cuando Agua y Fuego hacen el Amor dentro de ti, entonces acontece el éxtasis

En la Sexualidad Alquímica es básico el equilibrio entre el Agua y el Fuego. Estos son dos de los Elementos de los que todo ser humano está compuesto. Cuando están en equilibrio y se nutren mutuamente entonces la experiencia sexual puede ser extática y completa.

El Agua es fría, se derrama hacia abajo, la calidad de su movimiento es lento; se relaciona con las emociones y la reflexión o calidad receptiva y la parte femenina (de todas las personas). Se representa por formas curvas, redondas, ondulantes

El Fuego es caliente; sube hacia arriba, se mueve rápido; se relaciona con la dirección, la acción y con la parte masculina. Se representa por formas de flecha o líneas hacia arriba, piramidales, rayos,…

Como puedes apreciar son opuestos y, en la alquimia apreciamos que son complementarios ya que necesitamos de los dos para vivir.

Algunas personas tendemos más hacia a identificarnos con el Agua y otras con el Fuego. Pero lo interesante a partir de esta apreciación es no quedarse en la etiqueta “yo soy agua” o “yo soy fuego” y allí me justifico, sino aprender a nutrir, activar, avivar, dispersar, rebajar cualquier desequilibrio. Y esto en la sexualidad alquímica es básico:

El Fuego calienta el Agua y la hace burbujeante, gustosa. El Agua apacigua el fuego y lo vuelve calentito sin quemar, nutritivo. Juntos, estos dos Elementos crean el vapor: sustancia más refinada que se expande por el cuerpo regalándole la experiencia del éxtasis.

Pero rara vez nuestros Elementos están en perfecto equilibrio:

Si tu desequilibrio es por exceso de Agua, tu Fuego no será suficiente para que sientas la libido que te invita a tener experiencias sexuales.

Si es por exceso de Fuego, tu sexualidad será de buscar un orgasmo rápido e intenso y cuantos más mejor. De frotar el clítoris como quien lima una uña o de bombear con el pene como si buscaras desesperadamente petróleo.

Si tu desequilibro es, en cambio por insuficiencia de Fuego sentirás libido y erotismo pero te será difícil experimentar el subidón del orgasmo. Si, al contrario, la Insuficiencia es de Agua, te costará sostener la relajación suficiente para que el orgasmo sea un estado alterado de consciencia pausado y largo.

En el LOF (Laboratorio del Orgasmo Femenino) que empezamos en abril vamos a practicar el equilibrio entre el Fuego y el Agua para calentar las Aguas de Nuestro Vivo Vientre manteniendo vivas y duraderas las brasas de nuestro Fuego y así, abrirnos a una sexualidad extática, nutritiva, gozosa y rica

https://www.sedacalenta.com/events/laboratorio-del-orgasmo-femenino-los-7-pasos/